Search
  • Moderator

Bolivia: suspenden el “pase sanitario” por las fuertes protestas en El Alto, Cochabamba y Santa Cruz


El gobierno de Bolivia decidió este miércoles suspender la exigencia del carnet de vacunación o “pase sanitario” para evitar “medidas innecesarias de violencia” ante las protestas de los grupos contrarios a la inoculación. “Se determina la suspensión de la presentación del carnet de vacunación o prueba PCR negativa mientras dure la declaratoria de Emergencia Sanitaria”, anunció el ministro de Salud, Jeyson Auza, en una conferencia de prensa con los medios en La Paz. De acuerdo al ministro “las protestas se han convertido en focos de contagio y escenarios de violencia”.



https://twitter.com/SaludDeportesBo/status/1483800645916409858


La exigencia del carnet vacunatorio o la PCR inicialmente entró en vigencia el 1 de enero en instituciones públicas, supermercados, bancos, iglesias, universidades, y para el reclutamiento en el Ejército, pero cinco días después fue aplazada al 26 de enero y este miércoles finalmente ha sido suspendida, tras una seguidilla de presiones callejeras de grupos críticos de las inoculaciones vinculados al gubernamental partido MAS.


Sindicatos y juntas vecinales anunciaron protestas ante la exigencia de exhibir el certificado en todas las oficinas y centros comerciales y dijeron que la medida no había sido consultada. Representantes de algunas iglesias evangélicas afirmaron que la norma contradice el compromiso inicial del presidente Luis Arce de que la vacuna no sería obligatoria. Los manifestantes bloquearon con piedras una carretera troncal entre las ciudades de La Paz y Oruro; una ruta hacia el santuario de Copacabana, fronterizo con Perú; calles en la ciudad de El Alto, y carreteras en la ciudad de Cochabamba (centro), donde se enfrentaron a los agentes policiales.


Entre los manifestantes que promovieron estos bloqueos están las asociaciones de comerciantes minoristas de La Paz y El Alto, los maestros rurales, grupos de jóvenes aymaras y asociaciones vecinales que defienden los tratamientos contra el Covid-19 con plantas medicinales y desconfían de las inoculaciones.

En los últimos días se produjeron choques entre los grupos sociales contrarios a la vacunación y la policía en ciudades como El Alto, vecina de La Paz, y en el sur de Cochabamba, en la que inclusive las fuerzas de seguridad tuvieron que utilizar gases lacrimógenos.

El certificado no será requerido en servicios médicos, farmacias, inscripciones en el ámbito educativo, transporte interprovincial, mercados, trámites de identificación y servicios policiales, acceso a la justicia, atención a entidades financieras y reclutamiento para el servicio militar y premilitar, detalló en rueda de prensa el titular de la cartera, Jeyzon Auza. A pesar de ello, algunos ciudadanos llamaron a movilizarse igual para exigir la anulación total del decreto 4.641, que establece la presentación del pase.


Desde un punto de protesta, el dirigente del Comité Cívico de El Alto, Gregorio Gómez, dijo que “el bloqueo es indefinido hasta que se abrogue el decreto” y que ellos no se oponen a las vacunas, sino a la exigencia del carnet para que la gente sea obligada a vacunarse.

En el sector de K´ara K’ara en Cochabamba, uno de los líderes de la protesta dijo que seguirán con la manifestación “hasta que se abroguen las malditas leyes (decretos) que están contra la salud” y que obligarlos a vacunarse “es una violación contra los derechos” fijados en la Constitución.

El ministro Auza remarcó que la suspensión del carnet es “para preservar la seguridad de la población frente a ciertos grupos que no aceptan vacunarse creando focos de contagio”.

118 views0 comments