Search
  • Moderator

El uso de mascarillas a largo plazo genera microbios que se infiltran en los pulmones


El uso de mascarillas a largo plazo genera microbios que se infiltran en los pulmones y contribuyen al cáncer de pulmón


Un nuevo estudio encuentra que el cultivo y enriquecimiento de microbios en la cara pueden infiltrarse en los pulmones a través de aspiraciones inconscientes y causar respuestas inflamatorias al igual que contribuir a un peor pronóstico y progresión tumoral en pacientes con cáncer de pulmón.

La nariz y la boca fueron diseñadas para absorber oxígeno sin esfuerzo, sin inhibiciones. El oxígeno viaja por la tráquea y se divide en dos tubos llamados bronquios. Desde allí, el oxígeno viaja hasta llegar a los alvéolos, que son diminutos sacos de aire cubiertos de vasos sanguíneos. Estos sacos de aire llevan el oxígeno directamente al corazón, donde se dispersa por todo el cuerpo.

Cuando una persona exhala, el proceso se invierte y los pulmones exhalan dióxido de carbono. Este gas de dióxido de carbono es el vehículo que permite que los sistemas de órganos eliminen los desechos del cuerpo.


Cuando este proceso está obstruido o restringido por períodos prolongados de tiempo, los pulmones y el corazón luchan por nutrir al resto del cuerpo. El uso de mascarillas a largo plazo también obstaculiza la capacidad natural del cuerpo para desintoxicar los desechos, crea un ambiente ácido y ejerce presión sobre los sistemas orgánicos de todo el cuerpo.


Las mascarillas están preparando los pulmones para la inflamación y el cáncer de pulmón


Un estudio publicado en la revista Cancer Discovery encuentra que el cáncer de pulmón progresa cuando los pulmones se ven obligados a regurgitar microbios. El uso prolongado de mascarillas crea un ambiente húmedo que cultiva microbios. Este ambiente tóxico no solo obliga a la persona a regurgitar sus propios desechos, sino que también inunda los pulmones con microbios que causan un ambiente tóxico que alimenta el cáncer de pulmón.

Los investigadores encontraron que los pulmones no son solo un ambiente estéril. Cuando los microbios inundan los pulmones, pueden activar una respuesta inmunitaria. Esto hace que aparezcan proteínas inflamatorias como la citoquina IL-17.

Los microbios que normalmente se encuentran en la boca pueden llegar a los pulmones. «Dado el impacto conocido de la IL-17 y la inflamación en el cáncer de pulmón, estábamos interesados ​​en determinar si el enriquecimiento de los comensales orales en los pulmones podría generar una inflamación de tipo IL-17 e influir en la progresión y el pronóstico del cáncer de pulmón», dijo Leopoldo Segal, director del Programa de Microbioma Pulmonar y Profesor Asociado de Medicina de la Facultad de Medicina Grossman, en la Universidad de Nueva York.


Las mascarillas cultivan y enriquecen los microbios que se infiltran en los pulmones y causan supresión inmunológica


El equipo de investigación utilizó broncoscopias clínicas de diagnóstico para analizar los microbiomas pulmonares de 83 pacientes adultos no tratados que fueron diagnosticados con cáncer de pulmón.


Identificaron la composición de cada entorno microbiano y documentaron qué genes se expresaron como resultado. Descubrieron que el tejido pulmonar de pacientes con cáncer de pulmón en estado avanzado (estadios 3b-4) estaba más enriquecido con microbios que el tejido pulmonar de pacientes que tenían la enfermedad en estadio temprano.

Este mayor enriquecimiento de bacterias orales en los pulmones también se asoció con una menor probabilidad de supervivencia, sin importar el estadio de los tumores.

Las colonias de bacterias que causaron el mayor daño fueron las bacterias Veillonella, Prevotella y Streptococcus, todas las cuales se cultivan más fácilmente en una mascarilla.

La progresión tumoral se asoció con el enriquecimiento de Veillonella, Prevotella, Streptococcus, y bacterias Rothia. Los microbios cultivados se infiltran en los pulmones y afectan la expresión genética.

En una evaluación adicional, el cultivo de Veillonella parvula en los pulmones de ratones condujo a la expresión de proteínas inflamatorias, aumento de la expresión de IL-17 y la presencia de células inmunosupresoras.

“Dados los resultados de nuestro estudio, es posible que los cambios en el microbioma pulmonar puedan usarse como un biomarcador para predecir el pronóstico o para estratificar a los pacientes para el tratamiento”, dijo Segal.


El uso prolongado de mascarillas no solo ejerce presión sobre el corazón y los pulmones, sino que también cultiva un entorno microbiano que es más probable que se infiltre en los pulmones y cree un entorno de cáncer.





22 views0 comments